Pepe Alzate, quiromasajista. Parte de la historia de Navarra

Pepe Alzate es historia en Pamplona y Navarra por ser el entrenador desde que subió a Primera División al equipo de fútbol Navarro: Osasuna. Tienes la información de su trayectoria en Wikipedia. Un hombre hecho a sí mismo que hoy trabaja en su centro de Pamplona, en Serafín Olave nº 5 bajo, junto a su hija Cristina Alzate, con la misma profesionalidad y sabiduría que hace más de 30 años. Tras numerosos éxitos en Primera División decidió dejar el fútbol profesional para poder dedicarse a su familia. Dejó la primera línea del fútbol y volver a Pamplona, para dedicarse plenamente al quiromasaje (masaje con las manos) en su centro propio. Pepe Alzate es uno de los primeros masajistas en abrir un centro en Pamplona con formación académica reglada y experiencia demostrada, en unos tiempos en los que el Quiromasaje comenzaba a abrirse paso en España. Pepe Alzate, visionario y pionero prácticamente en todo lo que ha hecho en la vida demostró que el quiromasaje, y las técnicas propias que él desarrolló gracias a su experiencia en deporte profesional desde muy joven, serían un gran futuro para muchos otros.